Las criptomonedas pisan fuerte entre las alternativas para enviar dinero a distintas partes del mundo

Según el diccionario de la Real Academia Española, se conoce como “remesa” a la remisión o envío de algo de una parte a otra. En Latinoamérica, inmediatamente asociamos la palabra “remesa” al envío de dinero ya que es común ver que personas y familias emigran de un lugar a otro y luego envían dinero a quienes quedaron en la tierra natal.

Se dice que Estados Unidos es el principal país desde donde salen fondos hacia otros territorios en Latinoamérica y Centroamérica. No es un dato menor que en la lista figuran El Salvador y Honduras. Sin embargo, enviar dinero tiene un costo y a veces es bastante alto. Empresas que permiten el envío de dinero, cobran hasta un 15 % de comisión. Si se usa el sistema bancario, el problema no es solo la enorme comisión (por porcentaje) que cobran usando el sistema SWIFT, sino también los tiempos, ya que hay transferencias internacionales que demoran días.

Es aquí donde las criptomonedas han llegado para brindar una solució, ya que las tecnologías descentralizadas y financieras, como la red de Bitcoin y la red de Ethereum (entre otras) permiten hacer transferencias de valor en pocos minutos o segundos, en grandes o pequeñas cantidades, y a veces a mucho menor costo.

Leo Elduayen, CEO de Koibanx, comenta: “La mayoría de las personas envían sus remesas a través de compañías o plataformas que utilizan la red SWIFT para enviar dinero bancario de un país a otro. Este tipo de transferencias son las que se utilizan en la mayoría de los bancos del mundo, pero este sistema no es del todo eficiente ya que tiene altos costos por transacción, requiere intermediarios y transcurre un tiempo elevado entre que una persona envía dinero y otra lo recibe. En cambio, con Bitcoin, y las criptomonedas en general, esto no sucede. Además, los costos son mucho menores, tanto por la red de Bitcoin como con respecto a cualquier otra red como Lighting Network, Algorand, algunos layer 2 de Ethereum, etc.”

Las remesas internacionales, siempre que sean enviadas y recibidas en criptomonedas, no necesitan de ningún intermediario ya que los usuarios podrían hacer la transacción de manera directa. Estas transacciones se pueden realizar incluso entre agentes o personas que ni se conocen ya que existe la posibilidad de utilizar smart contracts, que buscarán un remitente que desee enviar una cripto “X” y un destinatario que desee comprar/recibir esa cripto “X”.

“Los tiempos de duración son muy bajos: en el caso de Bitcoin, que es el protocolo que más tiempo toma, cada bloque se procesa cada 10 minutos y esto es sin tener en cuenta los layer 2 como por ejemplo Lighting Network, donde sucede en segundos. Lo mismo que ocurre en redes como Ethereum y Algorand. Por último, el envío es totalmente pseudónimo y descentralizado, es decir, toda la información queda almacenada en nuestra wallet (pero nadie sabe a quién corresponde cada wallet). Esto siempre que trabajemos con remesas usuario a usuario sin involucrar ningún servicio privado o compañía que facilite o acerque el servicio”, concluye Elduayen.

--

--

We are building the next generation financial infrastructure.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store
Koibanx

We are building the next generation financial infrastructure.